7 mujeres mexicanas chingonas a las que admiramos

María Perroni

Con apenas ocho años, es una de las mexicanas a las que más admiramos. Ha participado en las obras musicales más destacadas del país como Los Miserables, Billy Elliot y Anita la Huerfanita. Es completamente extrovertida y carismática… la adoramos.

Mariana Treviño

Mariana lo tiene todo, canta, actúa y hace reír… ¡y como hace reír! Siempre hizo extraordinario trabajo como actriz de teatro, pero no hay nada como su actuación en Club de Cuervos, en dónde protagoniza a Isabel (Isabitch).

Sofía Niño de Rivera

Gran, gran comediante mexicana… probablemente de las más destacadas de todos los tiempos. Es una de las primeras mujeres mexicanas en llenar el Auditorio Nacional en un acto no musical. Nos encanta en todos los sentidos… ¿la siguen en Instagram? Si no háganlo ¡Ya!

Romina Sacre

Una blogger en todo el sentido de la palabra, pero si algo no le falta es el humor y esencia muy chilanga. Es muy ingeniosa, simpática, chambeadora, escritora; se la sabe de todas a todas y además esta guapísima.

Gaby Meza

La mujer que ha conquistado la escena del cine en YouTube, sin duda las mejores reseñas y comentarios de películas de México. Es tan chingona que hasta acabó cubriendo la ceremonia de los Premios Óscar en vivo.

Fela Domínguez

Fela tiene una voz tan especial que la ha llevado a protagonizar musicales como el Rey León y Guardaespaldas en España. Empezó su carrera en el Big Band Jazz de México y al parecer no hay quien la pare.

Catalina Aguilar Mastretta

Esta directora mexicana de cine, se reparte su tiempo entre la CDMX y Los Ángeles. Sus películas Everybody Loves Somebody y Las Horas Contigo muestran poderosas relaciones entre mujeres que te llenarán los ojos de lágrimas.

 

 

 

Entrevista Cristina Rivero Senties

  1. ¿Cómo decidiste empezar un negocio propio?

Tenía 26 años, trabajaba en una agencia que producía convenciones y me di cuenta que me gustaba mucho la producción de eventos, pero más enfocado a la decoración, entonces me aventuré a empezar un negocio por mi cuenta. Al principio es difícil, pues hay que dedicarle el 100% de tu tiempo, pero tenía muy claro que era lo que quería hacer así que persistí a pesar de lo demandante que puede ser emprender un negocio y aquí estoy, 11 años después.

 

  1. ¿Cuál ha sido tu experiencia como mamá emprendedora?

Creo que todo tiene sus pros y contras, pero personalmente puedo decir que el ser mi propio jefe me dio la oportunidad de estar con mis hijas full time desde que nacieron sin tener que abandonar mi proyecto profesional, y eso no lo cambio por nada.

 

  1. ¿Cuál ha sido el reto más difícil al que te has enfrentado como mamá?

Liberarme de las culpas. Creo que todas las mamás saben de lo que hablo. Te vas al gimnasio una hora y media y sientes que abandonaste a tus hijos, estas trabajando en la casa y les pides que te den media hora de silencio para contestar unos correos y te sientes un gendarme, haces un plan de salir a cenar con tus amigas y te sientes la peor mamá del mundo y no es así. Uno de mis más grandes retos como mamá ha sido aprender que dedicar tiempo para mí, no me vuelve una mala madre.

 

  1. ¿Cuál ha sido el reto más grande al que te has enfrentado como mujer trabajadora?

Lograr un equilibrio entre el tiempo que le das al trabajo, a la familia y a ti. Generalmente dejamos el tiempo para nosotras mismas para el último, y después de un tiempo así nos sentimos, abandonadas por nosotras mismas. Hasta que haces una pausa y te das cuenta que has dejado de hacer muchas de las cosas que te alimentan el alma (clases, hobbies, ejercicio, tiempo de convivencia con l@s amig@s o simplemente tiempo para descansar y poner la mente en blanco).

 

  1. ¿Qué beneficios te ha dado convertirte en una Co-Madre?

Muchísimos. 1. Poder involucrar a mis hijas en lo que hago para enseñarlas desde chicas el valor del trabajo. 2. Conocer mujeres increíbles, con proyectos que me han cautivado. 3. Aumentar el sentido de pertenencia con mi propio género, sentirme contenida como parte de una comunidad. 4. La satisfacción de conocer a mujeres que por distintas razones me provocan tanta admiración.

  1. ¿Qué es lo que más amas de ser mamá?

Uf pregunta difícil… todo!! Jaja. Amo cada etapa de la vida de mis hijas, desde que eran recién nacidas y las contemplaba horas y se me caía la baba de solo verlas dormiditas, cuando empezaron a interactuar y mueres de la ternura con sus primeras palabras, hoy de 8 y 9 años están en una edad que amo porque platicamos muchísimo, me cuentan todo lo que pasa por sus mentes llenas de creatividad, fantasía, ilusiones y es como volver a vivir a través de ellas, recordar cundo era una niña con una lista enorme de sueños y proyectos, y darme cuenta que muchos de ellos los realicé y otros los dejé en el olvido y pienso que no es tarde para retomar alguno.

 

  1. ¿A qué mujeres admiras más que a nadie en el mundo y por qué?

A todas las mujeres que educan seres humanos íntegros, conscientes, comprometidos con la sociedad, sensibles y generosos. Creo que como mamás o papás es lo mejor que podemos hacer por este mundo y educar requiere de mucha paciencia, amor y tiempo. Es por eso que admiro a quienes hacen este trabajo, que para mí es el MÁS importante de todos los trabajos del mundo.

 

  1. Si le pudieras dar un consejo a todas las mamas trabajadoras del mundo ¿Cuál sería?

Que busquen este equilibrio, que se den el tiempo para tener estas actividades que son las que nos inspiran, resetean y llenan el alma, ya sea hacer ejercicio, pintar, bailar, hacer hiking … lo que sea, estos tiempos para nosotras mismas son como la gasolina para seguir en marcha.

Que sean persistentes, a veces, muchas veces, pasamos por momentos complicados, pero son solo etapas. Como dicen por ahí “nada es para siempre” y hay que buscarle solución a los posibles problemas que se presenten, solo con perseverancia veremos realizados nuestros sueños y proyectos.

 

14 cosas que toda mujer trabajadora debería tener en su bolsa

 

  1. Flats.

Sabemos que muchas veces es importante lucir espectacular para juntas con clientes o gente importante. Pero… ¿Qué hay de la comodidad? Llevarte unas flats o bailarinas en la bolsa para rendir todo el día es esencial.

 

  1. Toallitas removedoras de maquillaje.

Para esos días largos, vuelos atrasados, etc., no hay nada como una refrescada exprés; a nadie le gusta estar con maquillaje más de 24 horas.

 

  1. Crema hidratante.

No por trabajar debemos de descuidar el órgano más grande que tenemos: nuestra piel. Es más, deberían cargar con una crema de manos y una facial.

 

  1. Cargador portátil.

¿Cuántas veces te has tenido que excusar diciendo que se te acabo la pila del celular? ¡Es inaceptable! Toda mujer trabajadora debe necesariamente cargar con una pila portátil, literal por si las moscas.

 

  1. Un planeador a la antigüita.

Aunque te creas la muy millennial, tener una libreta y/o planeador que te ayuden a organizar tu agenda día con día es muy útil cuando tienes millones de cosas en las que pensar.

 

  1. Un buen libro.

Bien sabes que nunca falta el cliente que te hace esperar horas en su sala de juntas o tienes un largo trayecto de Uber que cubrir… nada como un buen libro para sacarte de apuros en el aburrimiento. Mucho mejor que el feed de stories de Instagram, a decir verdad.

 

  1. Un vaso para café reusable.

Las mujeres trabajadoras solemos consumir mucho, pero mucho más que un solo café al día y lo responsable de nuestra parte es no andar tirando vasos desechables por toda la ciudad, mejor usa uno para todo el día.

 

  1. Lima de uñas.

Ya que no contamos con todo el tiempo del mundo para siempre tener el pedicure y manicure al punto… es importante tener al menos las herramientas necesarias para hacer un retoque por aquí y otro por allá de vez en cuando.

 

  1. Atrapa pelusas.

Mucho más aún si tienes mascota. Pero este esencial no puede faltar en tu bolsa para siempre lucir lista, limpia y presentable a donde quiera que vayas.

 

  1. Lentes

¿Obvio no? Ni modo que salgas sin lentes de sol a la calle por todo el día en una ciudad en la que el clima cambia cada cinco minutos.

 

  1. Mentas o Chicle.

Sobra decirlo, pero por obvias razones en completamente esencial en la bolsa de cualquier mujer, no solo las trabajadoras; es más no solo las mujeres. Por un mundo con mejor aliento por favor carguen con chicles o mentas en sus bolsas.

 

  1. Tarjetas de presentación.

Parece lógico… pero ¿cuántas veces te has encontrado en situaciones en las que te arrepientes terriblemente de no cargar contigo una de estas?

 

  1. Un poco de maquillaje.

No la gran cosa, pero si lo esencial para sacarte de apuros cualquier día que surja una cita o comida formal. Siempre debes lucir impecable.

 

  1. Una pluma.

Seamos realistas, todavía es un mega must del día a día en el mundo laboral… todavía no la libramos con puro Smartphone.

7 Tips para mantenerte en forma estas vacaciones

Haz un plan. Sabemos que a veces es difícil ir al gym en las vacaciones y no tienes que ir diario; pero si haces un plan para ir cada segundo o tercer día y te apegas a el te puede ir súper bien. Si te aburre el gym pueden pensar en ir a andar en bici, correr o hasta nadar.

Camina a todos lados. Si se te complica hacer ejercicio en las mañanas o en las tardes en las vacaciones y te encuentras en alguna gran ciudad del mundo procura caminar a todas partes. Inclusive si dejas de usar elevadores y optas por las escaleras te mantendrás aún más fit.

Hidrátate como se debe. Muchas veces estamos de vacaciones comiendo de todo y tomando de todo y nos olvidamos de uno de las básicos más importantes: Tomar mucha agua durante el día. ¡No lo dejes de lado!.

Improvisa tus ejercicios. El hecho de que te encuentren en tal o cuál lugar del mundo no es pretexto para dejar de ejercitarte; pues hay ejercicios que se pueden hacer en todo el mundo y requieren del mínimo o nada de equipo. ¡Recuerda el único workout malo es el que dejas de hacer! Puedes apoyarte en cientos de videos de YouTube si lo tuyo es tomar clases con entrenador.

Cuida lo que comes. Sabemos que estás de vacaciones y no vas a sacrificar deliciosas comidas todos los días y tampoco pretendemos que lo hagas. Sin embargo, es importante que al menos 2 de 3 comidas al día sean saludables. ¡La otra es libre!

Intenta hacer entrenamientos HIIT (High Intensity Interval). El chiste de estos entrenamientos es quemar la mayor cantidad de calorías en el menor tiempo posible. Por ejemplo: Si vas a usar la caminadora puedes hacerlo por 15 minutos en donde corras a tu máximo 45 segundos y descanses 15 en lugar de correr a una velocidad media hora. Así puedes acabar en la mitad de tiempo y aprovechar para turistear.

Duerme suficiente. Sabemos que las vacaciones son para descansar y recargar pilas; pero muchas veces no nos comportamos así. Aunque salgas de fiesta y toda la cosa procura dormir lo necesario para sentirte descansada todos los días y con energías de hacer un estilo de vida saludable.

7 reglas para lidiar con nuevos comienzos

Cuando llegas al punto en donde no encuentras una razón para continuar, debes más bien buscar una razón para volver a empezar. Existe una gran diferencia entre rendirte y volver a comenzar.

A continuación unos tips para conllevar este proceso de la mejor manera posible.

 

  1. Deja ir lo que no puedes controlar.

Muchas cosas solamente son parte de tu vida porque no logras sacártelas de la cabeza. Cuando te distancias emocionalmente de aspectos negativos empiezas a notar cambios positivos en tu vida. Deja de aferrarte a lo que no vale la pena y haz espacio para hacer lo que te haga sentir bien.

 

  1. Acepta la realidad en la que vives.

La vida es más simple de lo que la hacemos, todo pasa “para” ti no “a” ti. Por lo general las cosas tienden a pasar en el momento indicado; por todo lo que pierdes siempre ganas algo más. Y mientras que no te tienen que gustar estos cambios, es más fácil si sabes aceptarlos.

 

  1. Aférrate a lo bueno.

Cuando la vida se pone dura y parece ser que no hay luz al final del túnel, no gastes energía valiosa en lamentarte; mejor aférrate a los aspectos de tu vida que te hacen sentir bien. Pronto pasará este mal rato.

 

  1. Descansa.

Los cambios pueden ser muy agotadores y se vale descansar para reunir fuerzas de nuevo. Date un tiempo para pensar qué es lo que quieres, qué es lo que más te conviene y para atacar la vida de nuevo con toda la energía del mundo.

 

  1. Arriésgate.

Hacer un cambio grande o probar cosas nuevas puede darnos un poco de miedo. Pero lo que debería de darnos aún más miedo es el arrepentimiento. La mayoría de tus miedos son más grandes en tu cabeza que en la realidad… además de que obviamente “el que no arriesga no gana”.

 

  1. Sigue escalando.

La gente que está en la cima de la montaña, no cayó ahí desde el cielo. La gente que trabaja y se dedica es la que alcanza el éxito. Crece tu confianza y tu fortaleza interna con cada experiencia en la que te ves forzada a empujarte a probar cosas nuevas. Recuerda que no puedes disfrutar de la vista si no estás dispuesta a escalar.

 

  1. Date cuenta que cada paso es necesario.

Aprendemos algo de cada paso que damos en la vida. Lo que sea que hayas hecho hoy fue un paso necesario para llegar a mañana. Así que debes de estar orgullosa de ti misma; estas son las lecciones que te han hecho ser quien eres hoy en día.

Los libros de mujeres emprendedoras que no te puedes perder este verano

 

  1. Quiet: The Power of Introverts in a World That Can´t Stop Talking, Susan Cain.

Un libro que te enseña a ser introspectiva y definir cuál es el entorno en el que mejor te desarrollas como profesionista.

  1. The Creative Habit: Learn It and Use It for Life, Twayla Tharp.

El texto ideal para ayudarte con la típica frase “se me secó el cerebro” o el famoso “writers block”. Twayla Tharps te da cientos de consejos para siempre mantenerte creativa; dice que la creatividad es como un músculo, hay que fortalecerla y trabajarla.

  1. Worry-Free Money: The Guilt-Free Approach to Managing Your Money and Your Life, Shannon Lee Simmons.

Muchas veces somos excelentes diseñadoras, community managers, decoradoras, nutriólogas, escritoras, bloggers, etc. Pero… ¿qué hay de nuestras finanzas y contabilidad? Este libro es ideal para ayudar a organizarte y tomar decisiones inteligentes al invertir capital en tu negocio.

  1. Big Magic: Creative Living Beyond Fear, Elizabeth Gilbert.

La autora de la afamada novela Eat, Pray, Love nos habla de cual considera que es la mejor manera de perseguir tus sueños. A través de anécdotas personales, la autora nos aconseja sobre cómo transformar nuestra vida laboral y en qué momento hacerlo.

  1. The Sleep Revolution: Transforming Your Life, One Night at a Time, Arianna Huffington.

Un libro que habla sobre la importancia del sueño y su relación directa con el éxito. Dormir suficientemente es esencial para nuestro día a día, cuando tenemos poco tiempo en el día es mejor cortar otras actividades que las horas para dormir.

  1. In the Company of Women: Inspiration and Advice from Over 100 Makers, Artists, and Entrepreneurs, Grace Bonney.

Este libro comparte consejos inspiradores, frases e historias de vida de mujeres de diferentes carreras, lugares, razas y entornos. Este libro le pregunta a cada una cosas como ¿qué querían ser de chiquitas?, el mejor consejo de negocios que pueden dar, etc.

  1. Yes Please, Amy Poehler.

Nuestra cómica favorita sacó este libro lleno de sabios consejos acompañados de grandes carcajadas. Habla, sobre todo, de cómo deberíamos decir más veces sí que no en nuestras vidas, para así lograr obtener siempre más oportunidades. La vida es una especie de improv.

Las mejores posiciones de yoga para mujeres

Perro Bocabajo.

Ayuda a estirar la columna, los muslos, los glúteos y las pantorrillas. Fortalece deltoides y tríceps. Esta posición es excelente para fortalecer la parte alta del cuerpo. Además de ser una inversión (la cabera está más alta que el corazón), lo cual beneficia a la circulación.

Posición de puente.

Ayuda a estirar la parte frontal del cuerpo y fortalece los muslos y glúteos.

Esta posición abre el pecho y la caja torácica, lo cual nos permite respirar más profundo y al adquirir más oxígeno le brincamos energía al cuerpo.

Posición del niño.

Ayuda a estirar la cadera, los cuádriceps y la espalda. Esta posición de descanso ayuda a abrir las caderas y a liberar la tensión y rigidez de la espalda baja.

Guerrero 2.

Ayuda a estirar las caderas, la parte interna de los muslos y el pecho. Fortalece cuádriceps, abdomen y hombros. Esta ponderosa position ayuda a tonificar tanto brazos como piernas y por si fuera poco ayuda a dar firmeza al abdomen.

Plancha.

Fortalece brazos, espalda, hombros, abdomen y cuádriceps. Una posición simple pero retadora, excelente para fortalecer la parte alta del cuerpo y trabajar abdomen y espalda con el peso de tu propio cuerpo.

Posición del árbol.

Ayuda a estirar las caderas y parte interna de los muslos; fortalece piernas, columna y abdomen. Esta posición es ideal para los días que son un caos, pues te ayuda a centrarte y balancear tu cuerpo y alma.

Posición del barco.

Ayuda a fortalecer abdomen y cuádriceps. Fortalece tu abdomen como campeona sin tensar el cuello como en las abdominales.

 

×