7 reglas para lidiar con nuevos comienzos

Ariela

Cuando llegas al punto en donde no encuentras una razón para continuar, debes más bien buscar una razón para volver a empezar. Existe una gran diferencia entre rendirte y volver a comenzar.

A continuación unos tips para conllevar este proceso de la mejor manera posible.

 

  1. Deja ir lo que no puedes controlar.

Muchas cosas solamente son parte de tu vida porque no logras sacártelas de la cabeza. Cuando te distancias emocionalmente de aspectos negativos empiezas a notar cambios positivos en tu vida. Deja de aferrarte a lo que no vale la pena y haz espacio para hacer lo que te haga sentir bien.

 

  1. Acepta la realidad en la que vives.

La vida es más simple de lo que la hacemos, todo pasa “para” ti no “a” ti. Por lo general las cosas tienden a pasar en el momento indicado; por todo lo que pierdes siempre ganas algo más. Y mientras que no te tienen que gustar estos cambios, es más fácil si sabes aceptarlos.

 

  1. Aférrate a lo bueno.

Cuando la vida se pone dura y parece ser que no hay luz al final del túnel, no gastes energía valiosa en lamentarte; mejor aférrate a los aspectos de tu vida que te hacen sentir bien. Pronto pasará este mal rato.

 

  1. Descansa.

Los cambios pueden ser muy agotadores y se vale descansar para reunir fuerzas de nuevo. Date un tiempo para pensar qué es lo que quieres, qué es lo que más te conviene y para atacar la vida de nuevo con toda la energía del mundo.

 

  1. Arriésgate.

Hacer un cambio grande o probar cosas nuevas puede darnos un poco de miedo. Pero lo que debería de darnos aún más miedo es el arrepentimiento. La mayoría de tus miedos son más grandes en tu cabeza que en la realidad… además de que obviamente “el que no arriesga no gana”.

 

  1. Sigue escalando.

La gente que está en la cima de la montaña, no cayó ahí desde el cielo. La gente que trabaja y se dedica es la que alcanza el éxito. Crece tu confianza y tu fortaleza interna con cada experiencia en la que te ves forzada a empujarte a probar cosas nuevas. Recuerda que no puedes disfrutar de la vista si no estás dispuesta a escalar.

 

  1. Date cuenta que cada paso es necesario.

Aprendemos algo de cada paso que damos en la vida. Lo que sea que hayas hecho hoy fue un paso necesario para llegar a mañana. Así que debes de estar orgullosa de ti misma; estas son las lecciones que te han hecho ser quien eres hoy en día.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

¡Conoce nuestra nueva comunidad CO-MADRE Digital!

Un espacio virtual para seguir generando alianzas y negocios.