4 compañías increíbles que empezaron en el garage

Ariela

Amazon

Después de cuatro años de haber sido nombrado el vice-presidente más joven de una firma de inversiones en Wall Street, Jeff Bezos renunció a su trabajo y se mudó a Seattle para perseguir su sueño. Empezó a trabajar desde su garage en Bellevue desarrollando un software para vender libros en línea. Como no podía tener sus juntas en el garage, siempre veía a la gente que necesitaba en el Starbucks de Barnes & Noble cerca de su casa. En julio de 1995 lanzó amazon.com y venidó su primer libro, dos años después lanzó su IPO. Hoy en día es el minorista en línea más grande del mundo.

The Walt Disney Co.

Todo empezó en el verano de 1923 en el garage del tío Robert de Walt. En esos tiempos la compañía se llamaba The Disney Brothers Studio y se encontraba a 45 minutos del actual Disneyland Park en California. En este pequeño espacio, el equipo desarrolló una película llamada Alice Comedies, que sirvió de inspiración para la versión de Disney de Alicia en el País de las Maravillas. Pocos meses después se mudaron a un garage más grande en la misma calle y el resto de la historia ya se la saben.

Mattel

En 1945, ante de que Mattel se convierta en la compañía más grande de juguetes en Estados Unidos, los fundadores Harold “Matt” Matson y Ruth y Elliot Handler tenían un negocio de marcos para fotos en un garage en California. Con las sobras de madera de los marcos Elliot comenzó a hacer muebles para casas de muñecas; esto tuvo tanto éxito que se dedicaron únicamente a vender y fabricar juguetes. En 1959 Ruth inventó a la muñeca Barbie, nombrada como su hija Bárbara.

Apple

Una de las marcas más valiosas hoy en día empezó en un pequeño garage en Cupertino, California. En 1976 Steve Wozniak creó la primera computadora Apple. Después unió fuerzas con Steve Jobs y Ronald Wayne para fundar Apple Computer Co. Una de sus primeras órdenes grandes fue de 50 computadoras que valían $500 UDS cada una y lograron producirlas en 30 días. Wayne abandonó el negocio e imagínense cuánto se arrepintió. Hoy en día la casa de Silicon Valley en donde esto sucedió se considera una propiedad histórica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

¡Conoce nuestra nueva comunidad CO-MADRE Digital!

Un espacio virtual para seguir generando alianzas y negocios.