Meatless Mondays

Ariela

Durante la primera guerra mundial, la USFA (United States Food Administration) organizó campañas para que las familias americanas reduzcan su consumo de ciertos productos para apoyar a la guerra. La reducción de comidas conservadas ayudaría a que tanto las tropas estadounidenses como los aliados europeos puedan alimentarse. La USFA creó el slogan “La comida ganará la guerra” e inculcó términos como “Meatless Monday” y “Wheatless Wednesday” para incitar a la población a reducir el consumo de estos productos. Este mismo fenómeno se repitió durante la segunda guerra mundial.

Décadas después en 2003, “Meatless Monday” fue retomado como un programa de salud pública. Esta campaña fue implementada en más de 50 escuelas públicas en Estados Unidos. La acción se basa en dos conceptos principales: cómo el consumo excesivo de carne roja puede afectar a nuestra salud y cómo el consumo de carne en general tiene un impacto negativo en el medio ambiente.

Desde hace más de 10 años, el “Meatless Monday” se ha convertido en un movimiento global en donde participan hospitales, escuelas, oficinas y restaurantes de más de 30 países. Inclusive en 2009 Paul McCartney–en su faceta de activista vegetariano– junto con sus hijas Stella y Mary se unieron a la causa con una página web oficial, en dónde podemos encontrar tanto recetas, como datos duros sobre el impacto de las carnes rojas en el medio ambiente.

Habrá que aprovechar el próximo inicio de semana, para comenzarlo bien con un #meatlessmonday

Los beneficios a la salud que trae el dejar de comer carne una vez a la semana incluyen:

– Reducción de riesgo de cáncer: las carnes rojas y procesadas se asocian directamente con el cáncer de colon.

– Reducción de riesgo de infartos: al reemplazar alimentos con grasa saturada por grasas poli insaturadas, se reduce el riesgo de infartos en un 19%.

– Reducción de índices de obesidad: las personas que comen poca carne o son vegetarianas tienden a pesar menos; el consumo de carne roja con grasa saturada aumenta la masa corporal de la gente.

Los beneficios para el medio ambiente son:

– Reducción de huellas de carbón: la industria de carnes genera aproximadamente una quinta parte de las emisiones de gases invernadero, que ocasionan el cambio climático del mundo entero.

– Reducción de gastos de agua: un estimado de 7,000 a 9,500 litros de agua se necesitan para producir solamente medio kilo de carne.

– Reducción de la dependencia de combustible fósil: el consumo que se requiere en todo el proceso de producción de carnes es más del doble del que se requiere para el consumo de proteínas vegetales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

¡Conoce nuestra nueva comunidad CO-MADRE Digital!

Un espacio virtual para seguir generando alianzas y negocios.