10 ideas sensoriales para estimular a tu bebé

  1. Tablero con texturas. 
  2. Tina de amaranto. 
  3. Juega con espuma en la regadera. 
  4. Pequeño Picasso, haz la pintura comestible agregando colorante vegetal al yogurt. 
  5. Caras en el espejo.
  6. Inclúyelo en la preparación de alimentos en la cocina. 
  7. Hagan sonajas caseras con diferentes recipientes y semillas. 
  8. Juega con masa lunar, solo requiere maicena y agua. 
  9. Diviértanse reventando burbujas. 
  10. Llena una bolsa de ziploc con canicas de gel. 

Entrevista Mercedes Palomar

1. ¿Cómo surge la idea de Lady Multitask?

La idea surje en San Luis Potosí hace dos años, donde abrimos el primer grupo mi hermana Pilar y yo.

2. ¿Cuál era el objetivo que tenían en un principio?

El objetivo era poder ampliar nuestra red de contactos recomendarnos, darnos tips, consejos, promover el comercio local en un ambiente de confianza.

3. ¿Qué formación profesional tienes antes de este proyecto?

Soy Lic. en Administración de Instituciones por la Universidad Panamericana.

4. ¿Cuál es el reto más grande al que te has enfrentado como mujer emprendedora?

La tolerancia a la frustración. Para emprender se requiere mucho desarrollo personal, mucha paciencia y confianza de que las cosas van a salir bien.

5. ¿Quién es a la mujer que más admiras y por qué?

Mi mamá porque es una mujer fuerte, valiente, con sus prioridades de vida muy bien definidas. Nos enseñó a ser muy unidos entre hermanos, a apoyarnos siempre.

6. Si pudieras darle un consejo a todas las chavas que quieren crear un negocio propio ¿Cuál sería?

Busquen emprender en algo que realmente les apasione y empiecen, no hay como empezar y si se equivocan vuelvan a empezar. Todo es parte del proceso.

7. ¿Qué viene en el futuro para Lady Multitask?

Por ahora seguiremos la expansión de LMT a más ciudades y países.

Población de nuestra app LMT by NIIDO. Pueden descargarla ya directo de Appstore y Google Play.

En octubre el Lady de Ladies en CDMX, es un bazar en donde se convocan a las mejores expositoras del país.

 

100 razones por las cuales amamos a México cada día más

  1. La gente.
  2. El maíz.
  3. El aguacate.
  4. El palacio de Bellas Artes.
  5. Los puestos de fruta fresca en los parques.
  6. La Quebrada.
  7. El Tepozteco y Tepoztlán (y Tepoznieves).
  8. El estadio Azteca.
  9. San Miguel de Allende.
  10. El Tajín (lugar y chilito).
  11. El centro histórico de Puebla.
  12. Cancún, la playa más bonita de México.
  13. Las barrancas del Cobre.
  14. La zona arqueológica de Uxmal.
  15. Cri-cri el grillo cantor.
  16. Las lagunas de Montebello.
  17. La Minerva en Guadalajara.
  18. El volcán Popocatépetl.
  19. El parque México y Ámsterdam en La Condesa.
  20. Los mercaditos.
  21. Día de muertos en México.
  22. Tulum obvio.
  23. El papalote museo del niño.
  24. Frida Kahlo mi amor.
  25. El Castillo de Chapultepec.
  26. Los globeros y vendedores de algodón de azúcar.
  27. Lotería.
  28. Los vinos de Baja California.
  29. El Baby O.
  30. Las mañanitas la canción de cumpleaños y el restaurant en Cuernavaca.
  31. Las Garnachas.
  32. La biosfera de Celestún.
  33. Los helados de Roxy.
  34. Los Mariachis.
  35. El lago de Chapultepec.
  36. Los Sombreros de Charro.
  37. San Cristóbal de las casas en Chiapas.
  38. Xilitla en San Luis Potosí.
  39. Todooooos los tacos.
  40. El Pozole.
  41. La canción México lindo y querido.
  42. El zócalo de la CDMX.
  43. El queso Oaxaca.
  44. La carne de Sonora.
  45. El Ajusco nevado.
  46. Los boleros de todo el país.
  47. Café Tacvba, la banda y el restaurant.
  48. El Ate con Queso.
  49. Las fresas de Irapuato.
  50. La flor cempaxúchitl.
  51. Un machacado para desayunar en Monterrey.
  52. La Central de abastos.
  53. Montealban.
  54. Los trompos.
  55. El Chapulín Colorado y el Chavo del Ocho.
  56. El museo de Frida Kahlo en Coyoacán.
  57. El mole.
  58. El Cerro de la Bufa en Zacatecas.
  59. Los voladores de Papantla.
  60. Pulparindos, miguelitos, checolines, etc.
  61. La Casa de la Bola en la CDMX.
  62. María Félix.
  63. La ensalada César de Tijuana para el mundo.
  64. Los chiles en nogada cuando es temporada.
  65. Tlaquepaque.
  66. Las hamacas.
  67. El Lago de Cuitzeo en Michoacán.
  68. El penacho de Moctezuma
  69. Valle de Bravo.
  70. Los xolo-escuincles.
  71. Los refrescos Yoli, solo en Acapulco.
  72. El árbol del Tule en Oaxaca.
  73. Los Vochitos.
  74. Obleas de Cajeta.
  75. Las mariposas Monarca del Estado de México.
  76. Los molletes, o mejor aún las bombas de Veracruz.
  77. El Corona Capital.
  78. La tiendita de la esquina. (Cada quien la de su casa).
  79. El abierto mexicano de Tenis.
  80. Los churros de El Moro.
  81. El Pico de Orizaba.
  82. El desierto de Sonora.
  83. El Huapango.
  84. El papel picado.
  85. CDMX, la ciudad más grande del mundo.
  86. Hierve el Agua en Oaxaca.
  87. Puerto Escondido en la costa del Pacífico.
  88. Las trajineras de Xochimilco.
  89. CU.
  90. Cozumel.
  91. Barra Vieja en Guerrero
  92. Los manglares de Yucatán.
  93. El festival Trópico en Acapulco.
  94. Chocolate abuelita.
  95. Real de Catorce en San Luis Potosí.
  96. Las micheladas.
  97. Los Nopales.
  98. Toda, absolutamente toda la Riviera Maya.
  99. Los Tamales.
  100. Los conciertos en el Foro Sol.

9 tips de administración para la mamá trabajadora

  1. Reconoce el poder de decir “NO”.

No necesitas ir a cada junta sin sentido, adjudicarte trabajo que no te corresponde y además ser la mamá que recoge a todos los amigos de tus hijos de sus clases de la tarde y los deja a cada uno en su casa. Muchas veces saber decir que no es difícil, pero es una herramienta que ayuda a liberar más tiempo de tu día y establecer tus límites de una manera sana.

 

  1. Diviértete en el proceso.

La gente mega estresada no es tan productiva como la que se la pasa bien. Necesitas algo que te relaje para funcionar tanto en el trabajo como en la casa. No hay nada más importante que hacer tiempo para ti y las cosas que verdaderamente disfrutas.

 

  1. Haz las paces con el hecho de que la perfección no existe.

No existe la perfección y es por eso que es imposible alcanzarla. En lugar de obsesivamente tratar de ordenar tu casa (aunque ya está ordenada) o intentar ser la mamá perfecta con el manicure perfecto y los hijos sin un pelo parado; encuentra una mejor manera de pasar el tiempo. Como, por ejemplo: hacer algo divertido con tus hijos.

 

  1. Pon metas realistas a diario.

Una “to-do list” demasiado ambiciosa es completamente inútil. ¿De qué te sirve apuntar tareas que sabes que no podrás cumplir ese día? No somos superhéroes y no debemos tratar de serlo. Ponte metas realistas que sepas que puedes cumplir cada día; ya verás que de poco en poco se logra mucho.

 

  1. Vive en el presente.

El estar presente (mindfullnes) te permite concéntrate en lo que tienes que hacer. Las prácticas como yoga o meditación te ayudan a concéntrate, y la concentración nos lleva a la productividad; encuentra el método que más te funciona para lograr esto y siempre mantente en el presente.

 

  1. Duerme lo suficiente.

Necesitas darle prioridad a tus horas de sueño para que puedas rendir en el día. Si estás cansada durante tu día vas a tardar mucho más en completar lo que tienes que hacer. Hasta agenda tus horarios de dormir igual que si estarías agendando una cita con tu cliente más grande. Además, así lograrás pasarle hábitos sanos de sueño a tus hijos.

 

  1. Aprende a delegar.

¿Cuántas veces te has encontrado diciendo “ya no te preocupes lo hago yo”? Probablemente más de las que te gustaría… Tendemos a aventarnos encima más responsabilidades de las que nos corresponden y eso hace que desperdiciemos mucho tiempo. La solución es fácil, deja que cada quien se ocupe de sus tareas, eso incluye a tus colegas, a tus hijos y a tu pareja.

 

  1. Aléjate del Internet en tus tiempos libres.

Como es bien sabido el Internet es un vórtex para nuestra generación y consume muchísimo tiempo valioso. Un pequeño “break” del Internet o redes sociales se puede convertir en horas de tiempo perdido que no puedes recuperar. Establece límites tanto para tí como para tus hijos.

 

  1. Deja de tratar de multitaskear.

¿Sabes qué rindes mucho mejor cuando le das toda tu concentración a una sola cosa?, no solo haces las cosas mejor, sino más rápido. Si estás trabajando deja de preocuparte de la cena, de la boleta, del lunch, etc. Y esto también aplica para tus hijos; si les estás ayudando con su tarea no estés contestando mails de la chamba. Dale su lugar a cada cosa y así cada cosa te dará tu lugar a ti.

 

 

×