Cómo balancear el trabajo y la vida en familia

  • Deja ir el sentimiento de culpabilidad.

En lugar de lamentarte todo el tiempo que no estás con tus hijos, piensa en como tu trabajo beneficia a tu familia. A lo mejor gracias a tu trabajo puedes ofrecerle a tus niños una mejor educación o unas vacaciones más divertidas. Debemos aceptar que siempre habrá buenos y malos días; debemos saber que como mamás no estamos solas y podemos discutir nuestros sentimientos con nuestro seres queridos.

  • Confía al 100% en la persona con la que se queden tus hijos.

Nunca lograrás concentrarte en el trabajo si tus hijos están con alguien en el que no confías al 100%, lo que solo ocasionará que te atrases en el trabajo y tengas menos tiempo para verlos. Genera una lista con los criterios que son importantes para ti y encuentra una persona o algún lugar que cumpla con tus prioridades.

  • Despeja tus mañanas.

Evita tener mañanas de locura, organizándote con calma una noche antes. Haz los lunches de los niños, prepara su ropa y haz que se bañen antes de dormir. Hasta puedes ir decidiendo el desayuno del día siguiente para que no te agarren las prisas en la mañana y todos lleguen tarde a todos lados. Así podrán desayunar todos juntos con paciencia y sin tener que correr tanto.

  • Mantente conectada durante el día.

Asegúrate de estar contactada con tus hijos aunque no estén juntos; esto les dará tranquilidad a ambas partes. No quiere decir que tienes que hacer FaceTime con ellos 24/7 pero procura dejarles notitas, objetos de buena suerte o algo que les recuerde que siempre estás pensando en ellos.

  • Limita las distracciones.

Debes ser disciplinada con los tiempos en los que contestas mails o atiendes llamadas, puede ser durante la siesta de tus hijos. Reduce tu tiempo de TV para pasar más tiempo con tu pareja en la noche. Evita “multitaskear” especialmente cuando estás con tus hijos, pues merecen tu atención completa. En el trabajo evita perder el tiempo para volverte más eficiente y no trabajar horas extra.

Entrevista Priscilla Soler

¿Qué es lo que más trabajo te ha costado de ser una mujer emprendedora?

La idea de ir un poco contra la corriente y no depender de otra persona o grupo de personas, y que para ver resultados no puedes dar menos del 100%. Creo que todos podemos ser emprendedores, pero requiere el doble de esfuerzo.

¿Cómo nació Gastrawnomica?

Gastrawnomica era mi hobby cuando estaba en la universidad, después de terminar la prepa me mudé a Montreal donde estudié dos años de la carrera de negocios internacionales. Siempre quise estudiar nutrición, pero buscaba algo alternativo que en ese entonces no encontré. Así que mientras estudiaba negocios hice el blog Gastrawnomica, que era una manera de expresar mi pasión por la salud y nutrición, y que después me llevó a empezar desde cero y cambiar de carrera.

¿Cuál es la mejor manera de balancear la vida personal con la profesional?

Definitivamente llevar una agenda es indispensable, quieres dedicarle tanta importancia a tu vida profesional como personal, y es muy común que por una u otra razón se salga de balance y dejes tu vida personal a un lado por metas profesionales. No veo nada de malo el estar enfocado, pero es necesario para nuestra salud mental, física y emocional el pasar tiempo con gente que queremos y sobre todo divertirnos. Yo soy el tipo de persona que agenda TODO, incluso si tengo que ir al OXXO jaja, pero de esa manera me aseguro de darle prioridad a todo lo que se que necesita tiempo.

¿Por qué es tan importante estar conscientes de nuestros ciclos como mujeres?

Nuestro ciclo menstrual ya se considera un SIGNO VITAL, eso nos dice lo importante que es y es impresionante toda la información que puedes obtener de tus ciclos menstruales, ya sea que sean irregulares, regulares o que incluso no tengas, todo es información que el cuerpo te envía. Entre mas en sintonía con tu ciclo estás, mucha mejor conexión contigo misma, tu alrededor y tu poder femenino.

¿Qué quiere decir para ti llevar una vida saludable?

Un balance entre las emociones, tu salud física (buena alimentación, ejercicio) y salud mental. No hay salud en un cuerpo que físicamente se vea bien si espiritual o emocionalmente está fuera de balance. La buena salud involucra todo, y por eso incluso cuando trabajo con mujeres que llegan por problemas físicos, el tema de las emociones siempre llega a ser un factor importante que también requiere atención, desde estrés crónico hasta emociones reprimidas o miedos que pueden estar afectando la salud física.

¿A quién es la mujer que más admiras y por que?

Muchas, definitivamente mi mamá sería la numero uno, desde muy pequeña me enseñó el valor del trabajo y el esfuerzo, hasta hoy en día no ha habido un día que no la vea trabajar y correr de un lado a otro. Ella fue la que me enseñó que es posible ser emprendedora y tener éxito, pero requiere mucho esfuerzo y la motivación para hacerlo siempre.

Si pudieras darle un consejo a todas las mujeres emprendedoras ¿Cuál sería?

No te desanimes cuando tengas alguna caída, todas las experiencias que vivimos siempre vienen con un aprendizaje, y aprender a verlo de esta forma permite que le saques provecho a toda situación, y cuando una puerta se cierra es porque una mejor viene, no me queda duda.

Tips de belleza natural para empezar el año como nueva

 

  1. Elimina las bolsas en los ojos con bolsitas de té frío.
  2. Utiliza frambuesas mezcladas con aceite de coco para tener labios más brillantes.
  3. Date un “lift” facial natural con posiciones de yoga que requieran que la sangre fluya hacia la cara.
  4. Suaviza tu cutis con una mezcla de aceite de almendra, granada y frambuesa.
  5. Hidrata tu piel con agua de coco.
  6. Prevén la piel dañada por el sol comiendo salmón.
  7. Remueve las células muertas de la cara con una mascarilla de papaya y piña.
  8. Hidrata y consiente tus labios con manteca de karité.
  9. Reduce las arrugas consumiendo caldo de huesos alto en colágeno.
  10. Desmaquíllate con aceite de almendra.
  11. Deshazte de las ojeras con árnica.
  12. Utiliza Aloe Vera para quitarle la irritación a la piel.
  13. Utiliza té verde para tonificar la piel.
  14. El aceite de árbol de té es ideal para quitar barros y espinillas.
  15. Limpia tus poros faciales con miel, cúrcuma y yogurt.
  16. Hidrátate con agua natural para lucir siempre radiante.
  17. Haz tu propio exfoliante con granos de café molido, la cafeína hará que revitalices tu piel.
  18. Dale vida a las puntas de tu cabello con aceite e oliva una vez a la semana.
  19. Para una complexión radiante coloca unas rebanadas de uva en tu piel.
  20. Dale fuerza a tu cabello con una mascarilla de mayonesa.

Los primeros pasos para emprender tu negocio

 

  1. Evalúate a ti mismo.

Hazte las preguntas clave: ¿Por qué quieres empezar un negocio? ¿Cuáles son tus mayores habilidades? ¿Cuál es tu pasión en la vida? ¿Cuál es tu área de experiencia? ¿Cuánto puedes gastar en esta nueva aventura? ¿Cuánto capital requieres? ¿Qué estilo de vida buscas? ¿Estás listo para emprender?. Es importante que seas completamente honesto con las respuestas.

 

  1. Tu idea de negocio.

¿Ya tienes una excelente idea? Si es así, eres de los suertudos. Si no, ponte a hacer una lluvia de ideas que cumpla los siguientes requerimientos:

-¿Tu idea es vanguardista?

-¿Arregla alguna problemática actual?

-¿Cuentas con las herramientas para lograrla?

 

  1. Investigación de mercado.

Si nadie más esta hacienda tu idea, probablemente exista una razón para esto; sería bueno que investigaras cuál es. Es importante empezar a buscar probables rivales de tu negocio, oportunidades de crecimiento, etc.

 

  1. Hazlo oficial.

Una vez que estás seguro que tu idea de negocio está lista para concretarse es importante que dejes todo lo legal, contable y financiero listo; no querrás enfrentarte a estos problemas en un futuro.

 

  1. Realiza tu plan de trabajo.

A continuación lo que debe incluir:

-Nombre del negocio.

-Resumen ejecutivo del producto o servicio.

-Descripción del negocio.

-Estrategias de mercado.

-Análisis competitivo.

-Plan de desarrollo y diseño.

-Plan de operaciones y administración.

-Factores financieros.

 

  1. Financia tu negocio.

Existen diferentes maneras de lograrlo, ya sea con recursos propios, inversionistas, amigos y familia, co-founding en línea, etc. Elige la opción que mejor se adecúa a tus posibilidades.

 

  1. Desarrolla tu producto o servicio.

Esta etapa es increíble, pues hará que por fin veas a tu negocio cobrar vida.

 

  1. Desarrolla tu equipo y espacio de trabajo.

Siempre es importante ser muy claro con la gente que se una al equipo sobre los valores y motivaciones de la empresa. Elije el lugar adecuado para ti, ya sea un espacio co-working, una oficina privada o hasta una fábrica de producción.

Los verdaderos propósitos de año nuevo que deberías estar planteándote

Vive en el ahora.

Vivimos inmersos en la tecnología y todo el tiempo estamos pensando en qué hicimos ayer y qué vamos a hacer mañana; pongámonos como propósito el vivir en el ahora. Disfrutemos del lugar, el momento y la gente con la que estamos en cada momento.

Haz tiempo para ti.

Entre el trabajo, el tráfico, los amigos y la familia; rara vez nos damos un momento para hacer lo que nosotros realmente queremos. Ya sea un baño de burbujas, ver una serie tu sola, salir a correr o tomar una clase de barro; es importante que nos demos un tiempo personal de vez en cuando para encontrarnos con nosotras mismas.

Intenta estresarte menos.

Haz un ejercicio y trata de recordar los momentos más estresantes que viviste en el 2018 ¿valió la pena estresarse tanto? Probablemente no. Por más difíciles que sean las situaciones a las que nos enfrentemos, el estrés no nos lleva a nada. Intentemos fluir más este año.

Prueba cosas nuevas.

Obviamente para cada quien puede significar algo completamente diferente, pero probar cosas nuevas siempre enriquece nuestra alma y amplía nuestra perspectiva de la vida.

Duerme más.

Ya todas nos sabemos el choro de que deberíamos dormir bien y nuestro pretexto siempre es que estamos muy ocupadas. Pero el sueño debería de ser una prioridad en nuestros días; se vale a veces tomarse una siesta y no sentirse culpable al respecto.

Nutre tus relaciones personales.

Los humanos somos criaturas sociales, biológicamente nos necesitamos unos a otros. Así que procuremos este año nutrir nuestras relaciones interpersonales, que estás crezcan, se enriquezcan y prosperen depende solamente de nosotras mismas.

Procura pasar más tiempo al aire libre.

Recárgate de energía en un ambiente natural, estamos muy mal acostumbradas a trabajar dentro de cuatro paredes, hacer ejercicio en gimnasios cerrados, comer en restaurantes, salir a centros comerciales a pasar. Cambiemos el canal en este sentido y nos sentiremos, sin duda, con mucha más vida.

×