¿Cómo usar la ciencia de datos para que mi negocio triunfe?

nancy

Por Cristina Pérez

Cuando emprendemos, una idea que no sale de nuestra cabeza es:  haré lo posible para triunfar. Para esquivar esta idea hacemos un plan día a día de qué cosas tengo que ir resolviendo para minimizar mi probabilidad de fracaso: I) llevar orden en los gastos; II) contratar a un abogado para los contratos; III) ¿necesito gente? O ¿puedo sola?; etc.

En estas preguntas estamos suponiendo algo importante: mi idea de negocio es buena, tiene que tener éxito. Por ejemplo, una heladería única e irrepetible. Buenísima idea, todo el mundo dice que es genial, los lugares más famosos los ubico perfecto son Roma, Condesa, Polanco, etc. ¡manos a la obra!

Pero, ¿cómo sé si mi idea es realmente buena? Conforme  al planteamiento del párrafo anterior: ya hice un mini estudio de mercado entre mis conocidos y amigos y a más del 90% les encantó la idea, conclusión: ¡es buena idea! Pero aquí un dato interesante publicado en el NY times en 2013, un americano “normal” de aquel año llegaba a conocer 600 personas en promedio. Entonces, cuando afirmamos que nuestra idea es buena porque: a todo el mundo le gusta (es decir a todo nuestro mundo) estamos partiendo de una muestra n=600. Considerando que únicamente en la Ciudad de México en 2015 había 8.5 millones de personas. Es una muestra un tanto pequeña ¿no?

Ahora, supongamos que, consultando con varios especialistas, nos confirman que es una gran idea, ahora me surgen otras preguntas, ¿quiénes son mis competidores?, porque aunque la idea sea única e irrepetible, en economía siempre existirán bienes sustitutos, es decir, que satisfacen la misma necesidad.

Por ejemplo, un concepto único y especial de heladería. En el DENUE la base de datos de unidades económicas del INEGI (que se actualiza de manera mensual) al día de hoy existen 95 comercios con el título de “heladería” (vamos a suponer que sólo estos comercios serían nuestra competencia y no todas las cafeterías con frappes, lugares con bebidas y postres fríos, etc.). Perfecto 95 comercios no es mucho para una población de 8.5 millones ¿cierto?.

Ahora la ubicación. Como es un concepto único de heladería, seguramente, tendré que cobrar arriba de 40 pesos la bola de helado (¿cómo determino el precio?, ¿calculo el precio de los insumos, prorrateo los gastos y la inversión y agrego un porcentaje de utilidad?, pero y ¿el precio del mercado?, ¿el de la competencia?, ¿puedo cobrar más si es verano?, todo esto es otra historia, sigamos) entonces necesito una zona en donde existan paseantes que quisieran y pudieran gastar al menos 40 pesos en una bola de helado, me vienen a la cabeza las zonas famosas: Juárez, Roma, Condesa, Polanco, San Ángel, etc. volviendo al DENUE, 15 de estos 95 comercios con el nombre de “heladería” se encuentran en la delegación Cuauhtémoc, es decir, el 15%, ¡no parece un porcentaje tan alto!, excelente decidida la zona: local en Delegación Cuauhtémoc, ahora cuánto debo pagar de renta para recuperar la inversión en 1 año y empezar a tener utilidades, ¿cómo escojo un lugar que atraiga el máximo de visitantes? O ¿qué tipo de publicidad puedo implementar para que, sin importar la ubicación de mi heladería ésta esté llena?

Todas las preguntas que fuimos planteando las fuimos contestando con datos, esto antes de tomar una decisión importantísima, ¿invierto mis ahorros en una heladería? Porque si falla podría perderlo todo. A este proceso se le conoce como ciencia de datos.

En este ejemplo pasamos de asumir que “mi idea tendrá éxito” a  cuestionar el éxito o fracaso de nuestra idea con base en los datos que fuimos obteniendo para arrancar y tomar una decisión informada, minimizando así nuestra probabilidad de fracaso, en este escenario fuimos optimistas pero los datos también podrían indicar que tenemos mucha probabilidad de fracaso y darnos información para tomar una decisión alternativa, ¿qué tal un lugar de waffles?.

La tendencia en el mundo es utilizar la ciencia de datos para todas las decisiones de negocio: ¿me conviene invertir en más maquinaria?, ¿ampliar mi geografía a otro estado?, ¿contratar más gente?, ¿cómo puedo aumentar mis ventas?, ¿cómo maximizo la tasa de retorno de lo que gasto en publicidad?, y muchas más. Utilizando los datos para responder nuestras preguntas es como actualmente las empresas están logrando escenarios económicos que no habían imaginado antes, en los datos está la garantía del éxito.

DalmondFx nace en enero de 2018 con la idea de volver la consultoría en ciencia de datos y el desarrollo de herramientas de inteligencia artificial (software, chatbots, páginas web, apps, etc.) a precios razonables y accesibles. Lo anterior lo hacen ayudando a sus clientes a sacar valor de sus datos a través de diferentes análisis enfocados a la: obtención, estudio, modelado, interpretación y visualización de los datos. Estos análisis los implementan de la mano de sus clientes para lograr objetivos del tipo: aumentar ganancias, reducir costos, optimizar las áreas de la empresa, automatizar tareas repetitivas, almacenar datos con seguridad y de manera eficiente, y muchos otros.

Conoce mas acerca de ellos y los servicios que ofrecen en su página de facebook:

https://www.facebook.com/DalmondFx/

 

×