Emprende mientras trabajas

nancy

Por Michelle Mejía

Muchas mujeres sueñan con comenzar su propio negocio, pero que no lo hacen por miedo o porque piensan que deben de dejar su trabajo para hacerlo, y eso representa una inseguridad financiera. ¿Pero qué pasaría si pudieras emprender sin dejar tu trabajo actual?

En un mundo ideal, tienes un año de salario guardado y puedes dejar tu trabajo del día a día para concentrarte 100% en tu proyecto. Desafortunadamente, esto no es factible para todos. Tal vez tengas una familia que cuidar, préstamos o deudas. Eso genera inseguridades como: ¿Cómo pagaré la renta? ¿De qué voy a vivir?

La buena noticia es que es posible (al menos por un tiempo) mantener un trabajo de tiempo completo y ser emprendedora. Muchos emprendedores han creado empresas en su oficina, garaje o sótano mientras obtienen ingresos de otra fuente. La creatividad te ayudará a encontrar la solución ideal para tu dilema. Una opción es invertir una cantidad fija mensualmente para hacer crecer tu dinero, encontrar un trabajo de medio tiempo o juntarte con una amiga, que esté en la misma posición que tú, para que se puedan motivar y crear un negocio juntas.

Por supuesto, lanzar un negocio no sucede de milagro. Tendrás que ser muy eficiente. Estas son algunas estrategias para ganar dinero y perseguir tu sueño al mismo tiempo:

El enfoque correcto

No importa qué tipo de trabajo tengas, asegúrate de considerarlo como una bendición, no una maldición. No te está deteniendo, te mantiene a flote. Necesitas ese dinero para vivir mientras pones en marcha las cosas. El capital de tu trabajo actual está allí cada dos semanas. Si estás buscando inversores, ellos querrán ver que tú también estás invirtiendo en tu negocio. Da gracias por ese trabajo, porque gracias a eso conseguirás tu emprendimiento más rápido.

Trabaja de forma inteligente

Tal vez suene impresionante que alguien trabaje 18 horas seguidas… Pero realmente habla de una falta de administración de tiempo enorme. Son las pequeñas y constantes actividades diarias que haces las que se suman para hacer o deshacer tu startup. Cambia el chip, olvídate del “work hard” y mejor piensa en “work smart”. Elimina las distracciones; brinda a tu trabajo y a tu empresa la energía necesaria para que todo fluya.

Maximiza tu tiempo

Piénsalo así, tienes las mismas horas en cada día que Oprah o Beyoncé. Si ellas duermen, tú también debes de hacerlo. No elimines horas de sueño, ni de comida o ejercicio. Lento pero seguro, es mejor que le dediques diario 2 horas a tu empresa, a que quieras hacer todo el trabajo de un mes en un día. Los empresarios exitosos manejan su tiempo, no desean más.

Encuentra el combustible necesario

Saca tu agenda y cada semana ponte una meta. Obtendrás el combustible necesario para no parar. Solo pon un paso delante del otro. Piensa en el nombre de tu empresa. Trabaja en el logotipo. Una vez que hayas cumplido con un check en tu lista, continuarás con el siguiente. Y en unos meses te sorprenderás de lo que lograste con solo unas pocas horas de trabajo extra por día.

Inspírate

Muchas compañías exitosas comenzaron de esta manera. Lee libros de emprendimiento, revisa Ted Talks, ve a eventos y conferencias. Todo lo que te inspire te ayudará a cumplir tus sueños. Un ejemplo de que es posible lograrlo son los fundadores de Instagram Kevin Systrom y Mike Krieger, trabajaron noches y fines de semana en su aplicación para compartir fotos.

De acuerdo a Small Biz Trends, el 69 por ciento de los empresarios estadounidenses comienzan sus negocios en casa.

¡Tú puedes triunfar!

Por último, se estima que solo el 39 por ciento de las pequeñas empresas ganan dinero en los primeros tres años. Esta es una estadística importante a tener en cuenta al lanzar tu nuevo negocio. Es muy difícil (mas no imposible) sobrevivir a los altibajos de los primeros años sin una fuente estable de ingresos, por lo que debes planificar tu presupuesto anual en consecuencia. Recuerda que lo que estos pequeños cambios serán los que te permitan tener una vida estable y fructífera en un futuro.

×