Cómo bajarle al estrés en tiempos de coronavirus

Lili Marlen

Por Liliana Ortiz

El encierro o cuarentena, como lo quieras llamar, ha representado para muchos de nosotros un reto psicológico. Daniela Gutiérrez, quien es coach ontológico y cuenta con certificaciones en psicología positiva y mindfulness, nos dice cómo reducir el estrés y la ansiedad en estos tiempos de crisis. 

Lo primero que hay que hacer, conforme la especialista, es estar atentos al momento presente. “Esto no quiere decir que vivamos el momento, sino que vivamos en el momento”. 

¿Cuántas veces te has encontrado diciendo: “cuando todo vuelva a la normalidad”? Este pensamiento nos hace pensar en el futuro, sin embargo, hay que entender que la “normalidad” es la que estamos viviendo ahora y no sabemos qué cambiará mañana. 

“La clave es evitar hacernos ideas sobre el futuro o de un pasado que no necesariamente existe. Vivir el tiempo actual y lo que está sucediendo”. 

Lo segundo es “dejar de tener un cerebro divagante (que va de un lado a otro) o autómata (que hace las cosas en automático)”, dice Daniela. “Pienso que muchos están entrando en ansiedad porque estamos muy acostumbrados a vivir nuestra vida de forma automática y cuando nos cambian el chip, nuestro cerebro entra en pánico”.

Otro factor que genera palpitaciones aceleradas y que te suden las manos, de acuerdo con nuestra entrevistada,  es que estamos muy acostumbrados a vivir hacia afuera, así que pasar tiempo con nosotros mismos o con nuestra familia nos causa pánico. 

Seguramente has escuchado a alguna amiga que ya no tolera a su marido o tú eres esa persona, no te hagas.

Los que piensas, lo que dices, lo que haces

“Nuestro cerebro no distingue entre una amenaza real y una creada por nosotros mismos” Cada vez que decimos cosas, como: “siento que me muero”, quizá lo tomemos a la ligera, pero nuestro cerebro no, él no sabe que es puro drama y entra en modo de guerra. 

Daniela aconseja evitar que nuestro pensamiento divague y que nuestras palabras sean catastróficas y estén fuera de la realidad. “Realmente no estás muriendo por quedarte en casa, ni te vas a volver loco”.

Otro punto indispensable para controlar lo que pensamos es darnos cuenta de lo que consumimos, no solo la parte alimenticia, sino también toda la información que vemos en las noticias y redes sociales

Y entonces, ¿cómo le hago? Fácil, cuando te des cuenta de que estás pensando en algo catastrófico, cambia ese pensamiento por uno positivo, aunque no resulte tan natural.

“Nuestros hábitos también alimentan lo que decimos y pensamos”, conforme Daniela. “Se dice que en la edad adulta el 95% de lo que pensamos, decimos y hacemos responde a una programación de hábitos que hemos formado, solo el 5% quiere cambiar”. 

Es por eso que justo cuando nos disponemos a hacer ejercicio nuestra mente bombardea con pensamientos, como: “estoy muy cansada” o “¿para qué, si no logro bajar ni un gramo?”. Si queremos comenzar nuevos hábitos hay que luchar con nuestra programación. 

Tampoco te estreses, “es importante que nos preguntemos si eso que queremos hacer responde a quienes somos y cómo nos queremos sentir”. 

Estamos bombardeados de tantas actividades para hacer en línea que eso también genera ansiedad, tranquilo, no debes ser productivo todo el tiempo y está bien que, si tienes hijos, le des unas vacaciones a la mamá o al papá perfecto.

“Si nunca has cocinado no tienes que intentar hornear el pastel más fancy del universo”. 

¿Qué hacer ante un ataque de ansiedad?

De acuerdo con nuestra entrevistada, la ansiedad tiene que ver con nuestros pensamientos a futuro y es una reacción del cuerpo para volver a su estado normal. 

Lo que hay que hacer cuando sientas cualquier síntoma de ansiedad es aceptar lo que está pasando y luego intentar seguir el ritmo de tu respiración (aunque esté acelerada). “Es normal que al principio te pongas más ansioso, pero poco a poco regresarás a tu estado normal”. 

En resumen, para bajarle al estrés en estos tiempos de crisis por coronavirus hay que prestar atención plena a lo que hacemos y estar presentes en el momento actual. Una recomendación adicional es evitar que el celular sea lo primero que vemos cuando nos despertamos y lo último antes de irnos a dormir. 

También date chance, no se trata de forzarte a estar mejor; puede ocurrir como cuando estás intentando quedarte dormido, con tantas ganas, que menos lo logras. 

Si te interesa tomar un taller de mindfulness y conocer más consejos para mediar el estrés, puedes contactar a Daniela Gutiérrez, por medio de la página: betteronline.mx.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×